sábado, 3 de abril de 2010

DECORACION HABITACIONES INFANTILES

La habitación de los niños es su mundo mágico. Es su refugio dónde ellos se sienten seguros, dónde tienen sus juguetes y dónde disfrutan de su tiempo libre en casa después del día en el cole. Por todo ellos, esta habitación debe trasmitir seguridad y amplitud.




Seguridad porque tú debes estar tranquilo sin pensar en que los niños puedan tener algún accidente en ella y amplitud porque al ser niños necesitan muchísimo espacio. Espacio para bailar, saltar, jugar, etc. Y para conseguir estos dos aspectos la organización de la habitación es fundamental.



Para empezar queremos presentarte una teoría que te puede ser muy útil. Los expertos aseguran que la decoración de la habitación de un niño cuenta de dos fases. La primera va desde los 0 hasta los 3 años. La segunda va desde los 3 hasta los 11 años. En la primera fase el niño no tiene mucho que opinar, pero en la segunda sí, porque el niño ya se va desarrollando y es bueno que decoremos su habitación centrándonos en sus aficiones.



Por ejemplo, seguro que tu hijo tiene algún color favorito o algún personaje que es su compañero fiel en todos los juegos. Esto nos puede servir como guía a la hora de estampar paredes, colchas o edredones.



La iluminación de esta habitación es importante. Por el día, si te es posible, intenta que sea luz natural. Para las noches puedes o colocar una luz central, una lámpara de techo, que ilumine toda la estancia por igual. También puedes colocar una de pared, que tiene una luz más tenue, más suave, y que ayudará a tu hijo a tranquilizarse y a conciliar mejor el sueño.



Recomendaciones a tener en cuenta

• Hasta que no veas que tu hijo es más o menos consciente de lo peligroso y de lo que no (suele ser a partir de los 6 años) evita colocar lámparas de mesa o de pie. Ya que puede ser peligroso por el tema de los enchufes. Evita también el peligro de los enchufes colocando protectores.

• Cualquier mobiliario que pongas en la habitación debes intentar que tenga las esquinas redondeadas. Evitará muchos golpes dolorosos e, incluso, trágicos.